lunes, 17 de marzo de 2008

¡¡¡¡WASABI!!!

Este post podría estar dedicado a tantos y tantos personajes de mi entorno fascinados por la comida nipona, esencialmente por el sushi, su representante más internacional, desde mis hermanos Casilda y Diego, mi cuñado Eduardo, mis primos Payne y Nacho, el gran Richi, Raquel, María (a ella ya le dedicaré el correspondiente y bien ganado post), Pepa, Tere, Mikel, Viki, Hal, Ana Sierra...todos ellos lo merecen....sin embargo, de entre toda esta nómina de ilustres, va para la sin par Lola Gracia -no os perdáis su blog, http://lola-gracia.blogspot.com/ -quien, hablando el otro día de las ganas que teníamos los dos de comer sushi (en mi caso es un claro caso de antropofagia lecteriana, jajaja), me hizo ver una verdad tan grande como un templo camboyano: que cuanto más te gusta esta irrepetible combinación nipona de pescado crudo y arroz avinagrado (tan adecuada para salir después de marcha sin que te abotargue nada, nada) mayor es la afición que sientes por el wasabi, esa terrorífica pasta de rábano picante color clorofila, esencial, junto al gari o jengibre encurtido, como condimento, y que desempeña asimismo una impagable labor profiláctica mediante la eliminación de posibles bacterias o parásitos.
Con todo acierto, en nuestro animado palique Lola evocaba esa sensación que te proporciona el wasabi, mezcla de Vicks VapoRub, guindilla cayenera y chile jalapeño, que te trepa ardorosamente por la napia hasta casi noquearte el paladar. Una especie de chute intenso que, tras unas 'inolvidables' experiencias de lo más arduas para los debutantes (ni quiero recordar la primera vez que lo probé en Washington, pensando que era algo dulce por su aspecto de 'mousse de soja verde estilo Pekín'.......el alarido se oyó hasta en la Patagonia), acaba enganchando y creándole verdadera adicción al comensal.
Sin el wasabi, el sushi estaría cojo, huérfano de sabor...privado de toda emoción en el momento de introducirlo en la boca ("¿estará suave el nigiri o esta vez me ha tocado un sushiman que utiliza el letal rábano por pelotones?", se pregunta uno intrigado y expectante al llevar a la boca las piezas tan laboriosamente preparadas...). Hay quien lo emplea en su forma más canónica: disolviendo una porción de la verdosa pasta en salsa de soja...pero hay otros (como es mi caso) que disfrutan empleándolo en seco a modo de pelotilla encima de cada nigiri o trozo de maki...en cantidades cada vez más industriales. Conozco a más de uno y una que todavía no pueden tolerar su sabor, intensísimo como un chupito de gas-oil..., pero, afortunadamente, cada vez es más numerosa, entre mi gente, la legión de adeptos a este rábano propio del Averno que tantas sensaciones proporciona al tubo digestivo...¿Estáis enganchados al wasabi?¿De cuál de las dos maneras lo consumís?
Va por ti, Lola...y por todos mis familiares y amigos devotos de la comida nipona. Nuestra labor de evangelización culinaria asiática va poco a poco dando sus frutos....Ni los apóstoles mormones tienen tanto éxito, chica

10 comentarios:

BERJES dijo...

Mira macho, no tengo ni pu.. idea de lo que es el Wasabi, ni entiendo nada de sushi. Pero si a tanta gente que aprecio le gusta, es que tiene que estar genial.

As� que ya sabes, te tocar apadrinarme en mi introducci�n a la comida japonesa. Eso si, pagas tu!!

pale blonde dijo...

Ummmm...Qué antojo me está entrando ahora mismo con sólo leer este post.
Yo soy de las que mezclan el wasabi con la salsa de soja.Para mi es un sabor que me tiene totalmente enganchada...;-)

sushi de anguila dijo...

Calla,calla,Pale Blonde...que me pongo a pensar en el sushi de anguila que hacen en Madrid y me da un antojo caníbal...Compruebo con agrado que la legión de partidarios del wasabi no cesa d crecer...un besico

sushi de anguila dijo...

Berjes, tienes más morro que un ejército de clones de ESTHER CAÑADAS...aún así, si es por ganarte para nuestra causa, no me costará hacer el esfuerzo...pero como al final te guste el sushi, la hemos liado parda...vete preparando la cartera, macho

BERJES dijo...

Jejeje!!. Tanto oirte hablar de Sushi ha despertado en mi mucha curiosidad. �Cambiamos mariscada por japon�s?

sushi de anguila dijo...

Hecho!!!! (Y no te preocupes...que también habrá mariscada, que yo soy así de generoso, hombre....)

LOLA GRACIA dijo...

calderonJe,je....Sushi...tú nunca descansas??
Ahora me tienes tecleando con una sonrisa de oreja a oreja...Antes de ayer me fui sola al japo a comerme seis piezas de Sushi...y cada vez es más adictivo y me encanta...Desde luego estaría cojo...es esa explosión que te sube por los alveolos, mezclado con la textura del salmón, del atún, la dulce jugosidad de la soja traspasando las paredes del arroz...
Parezco Ratatouille!
Nada más sensual que la comida.

sushi de anguila dijo...

De acuerdo contigo en el último comentario, glotona. Vamos a tener que cambiar nuestros cafeticos por unas buenas porciones de sushi a la hora de la merienda. Con apóstoles de la causa como tú, cada vez está más próxima la apertura en Murcia de una sede de la Iglesia de la Sushilogía. Besos, Lola

Anónimo dijo...

Os recomiendo como restaurantes donde catar la comida amada por Don Mariano, los siguientes:
-en Madrid: 1) "Ginza" Plaza Cortes 3, tfno: 914 297 619, sí está al lado de la carrera de San Jeronimo, asi véis los leones del Congreso.
2) "Suntory" PASEO DE LA CASTELLANA, 36-38. Tel.: 91 577 37 33 - 34
3) "Tsunami", C/ Caracas 10; 913 080 569
- y en Barcelona: "Yashima", Av. Josep Tarradellas 145, Tfno: 934 190 697; y así podréis ir al Camp Nou, y comprobar aquello de "aquest any .... tampoc"
Bueno tras estas recomendaciones, esperando que cuando vayáis a la capital del Reino, o a la ciudad Condal, paséis por alguno de éstos restaurantes que os recominedo.
Un saludo, Payne.

sushi de anguila dijo...

Benvingut a este humilde blog, Payne, que ya sabes que es tu casa. Viniendo de un experto como tú en el tema, estas recomendaciones no pueden ser más atinadas. Por cierto, ¿quién será el Don Mariano ese del que hablas?