viernes, 21 de marzo de 2008

Momentazo WAX (el 'marchaperitivo')


A los murcianos nos da ultimamente por inventarnos cosicas de lo más variado. Somos un pueblo tocado por la varita mágica de la creatividad, que lo mismo se nos ocurre lo de asar el pulpo al horno con limón y pimienta (mientras el resto de ESPAÑA se lo jala cocido) que nos da por ponernos en septiembre una fiesta de Moros y Cristianos pa alegrarnos la Feria. La última aportación del ingenio huertano a la cultura occidental combina gastronomía, música, diversión, solecico, conocer nuevas amistades, aborrecer a parte de las antiguas, alcohol, gafas y modelitos megapijos, y peinados inenarrables...todos aquellos que lo hayan vivido alguna vez saben que hablo, por supuesto, del 'marchaperitivo'.

A partir de la una de la tarde, las huestes ansiosas de experiencias astrales comienzan a copar los aledaños de la Plaza de las Flores, el Cafeto o la Plaza Mayor de Murcia, mientras brigadas de camareros perfectamente entrenados se lanzan a las mesas (suerte del que pueda pillar una) con el ardor de jabatos para satisfacer las necesidades de los hambientos clientes. Durante un par de horas, dientes, lenguas, madíbulas, gargantas....cumplen con su incesante función masticodevoradora, generando tanto placer a los comensales que les cuesta Dios y ayuda volverse a sus casas, y más si el buen tiempo acompaña, que en Paparajoteland suele ser la norma....así que, mientras en Madrid se inventan las siestas para ejecutivos, aquí no se nos ocurre otra cosa que continuar el convite a base de copas y marcha en un local cuyo nombre recuerda al de un pequeño bólido italiano o una combinación de caja fuerte de habitación de hotel, pero cuyo significado cierto seguramente sea el de la cifra de personas que caben dentro sin riesgo de morir espachurradas. Y es allí donde, además de media Murcia, te puedes encontrar con algunos de esos clásicos de la música que te han marcado la vida, y entre todos ellos brilla con luz propia el inolvidable 'Right between the eyes' de los Wax...( inclasificable el vídeo por lo cutre del baile de la paya y el look de la pareja, y qué nostalgia de aquellas Torres Gemelas trituradas por los del turbante...) http://es.youtube.com/watch?v=gJylDtXZprc , que hace de eficaz máquina teletransportadora al pasado feliz.
A sus sones puedes echarte una charleta con Sergio sobre las increíbles posibilidades de Facebook, paliquear con Juanje y Pedro de las cosas de la vida, pasártelo pipa con Prima comentando el arte y la elegancia con que ella luce esas gabardinas suecas que me lleva (faltaría más), brindar con los más notables Achopijeros por todo aquello que merezca el esfuerzo de alzar un vaso bien rebosante, charlar con una Marta recién llegada de Inglaterra sobre el buen uso que va a hacer de su flamante libro de cócteles, pensar con Hal en la próxima cena nipona mientras las más bellas mujeres se le lanzan al cuello, saborear con Viki un cafetico con hielo al tiempo que sostienes la más interesante de las conversaciones, cantar canciones de Rafaella Carrá o el 'Como un lobo' de Bosé con un italiano que no sabe quién demonios es Bosé, reirte con la prima Lu y con su grupo de amigas superguapas y megasimpáticas, comentar con Juan lo mal que están las cabezas de algunos y algunas, bailar con Tere el Chiki-Chiki o cantar con Pepa y María como si fuéramos Coti, Paulina y la Venegas. Y de esta manera, aparentemente tan ingenua, caes en las garras del 'marchaperitivo', sin ser consciente del paso del tiempo, como un dopado Robert de Niro en los fumaderos de opio de ese maravilloso peliculón llamado 'Érase una vez en América'.
Sólo cuando, medio traspuesto y embriagado, levantas la vista y descubres que los vídeos de MTV han dejado su lugar al partido de fútbol de La Sexta en las grandes pantallas del local, caes en la cuenta de que llevas más de cinco o seis horas metido en ese embolao y que ya no puedes parar. Entonces, henchido de frenesí, decides que ya es inútil volverte a casa a descansar, no vaya a ser que se te corte el rollo, y, en una decisión más propia de los monicacos negros de '2001. Una odisea en el espacio' que de un cerebro en condiciones, empalmas con la cena por tascas o restaurantes, las copas, la retahíla de bares nocturnos más habituales, las frecuentes visitas al cajero pa reponer la cartera, la discoteca, los churros...y así hasta el amanecer, que sólo entonces el 'marchaperitivo' habrá logrado su plena carta de naturaleza, cuando la salida del astro rey dicta a las vampíricas criaturas que aún puedan quedar en pie que vuelvan a sus lechos para dormirla y prepararse para el siguiente envite que tendrá lugar apenas unas horas después.

Así que ya sabéis, todos a disfrutar del último invento murciano mientras cantamos eso de Wax...

"Your love for me was nothing but a mystery,
Just something only captured in a dream.
Whoa, then suddenly...
It was hitting me,
Right between the eyes"

Dedicado a Laura Cerezo y Sergio Castillón, compañeros del último 'marchaperitivo' y fieles seguidores de este blog

12 comentarios:

Kazilar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Prima dijo...

Ole ahí! Muchas gracias por alabar mi estilo, chato! Ya cuando te vi el jueves noche te auguré un final de fiesta parecido al que narras, menuda energía la tuya.

Wax, vaya un nombre pa un grupo musical, en qué estarían pensando.

Saludos a Pepa y a Carlitos, a María no la vi.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por la dedicatoria por la parte que me toca.

Vaya verborrea. ¿Cuando escribes estos artículos?. ¿Cuando llegas de los marchaperitivos tras una dura jornada de peregrinaje por la tarde noche murciana o en los preparativos para el siguiente?. En cualquier caso, vaya energía.

El próximo marchaperitivo es inevitable y está indicado en rojo en la agenda. No es otro que el próximo martes, día de la exaltación huertana. En este caso, será más de lo mismo, sólo que haciendo patria chica y luciendo modelitos regionales.

Además, la canción del día no será en ningún caso "Right between the eyes" de Wax sino La Parranda, zarzuela del maestro Alonso.

Un abrazo

sushi de anguila dijo...

Prima, como para no alabar tu inimitable 'glamour', mujer...que uno tienes ojos en la cara...conociendo tu buuen gusto por la mejor música, te recomiendo que te veas el post dedicado a Martina Mcbride...canciones que son una auténtica pasada gracias a su prodigiosa voz.
Anónimo, todo sea por no decepcionar a mi creciente legión de admiradoras, que no pueden pasar con mi ausencia este martes, jajajaja. Estas cosas las escribo "antes" de los marchaperitivo...a la vuelta no doy de mí ni pa tres líneas....

Prima glamourosa dijo...

Ausencia el martes? Se me va a hacer raro no encontrarte por alguna esquina...

sushi de anguila dijo...

Prima glamourosaymáscosas, obviamente que no faltaré a mi cita con las tradiciones huertanas, que invariablemente se produce desde que contaba con apenas tres meses de edad, a partir de que este nigiri viera la luz en la murcianísima clínica de Belén. Será un placer volver a coincidir contigo y con el resto de gente de bien que, de alguna manera u otra, siente algún aprecio por mi persona.
Por cierto, Prima glamourosaymáscosas, ya te soplaré a qué joven amigo mío causaste hondo impacto con tu 'look' y tu sonrisa.

Alboroque dijo...

Aperitivos del sábado... que peligro!!! Pero no los cambio por nada del mundo.

Que gran favor nos hace nuestro amigo del Mesón Plaza Mayor, jajaja

Prima, ya no te veo!! donde te escondes? Donde me escondo yo?

Sushi, ayer no te vi... y debiste de ser el único murciano que no vi porque vi a más gente que nunca.

Por supuesto a Sergio y a Laura si los vi :-)

Saludos aperitiveros. Este viernes otro?

sushi de anguila dijo...

Alboroque, el del viernes, que no falte, que no falte...yo también vi a Sergio y Laura. Saludines para ambos dos si leen esto.

Anónimo dijo...

El problema del marchaperitivo es que no se puede practicar demasiados días seguidos porque el cuerpo, al final, no aguanta.


Pero esta ciudad invita, el sol y las marineras tienen una continuación perfecta en el bar en el que siempre son las 3 de la mañana (609), sea 24 de diciembre, Viernes Santo, o un sábado cualquiera.

Y así mientras el cuerpo aguante.


Marta.

sushi de anguila dijo...

Marta dixit: "El sol y las marineras tienen una continuación perfecta en el bar en el que siempre son las 3 de la mañana...". Comentario que, por lo atinado, ya me hubiera gustado a mí escribir...Marta.
A veces te llevas una sorpresa de lo muchísimo que puede resistir un cuerpo hasta decir basta, sobre todo si pillas una cadena de días en los que no dejas de pasártelo bien, uno tras otro...y más si tienes algún objetivo en el catalejo. Entonces rascas el fondo de la olla en busca de nuevos bríos y sacas fuerzas de flaqueza, impelido por esa inagotable y apasionada energía que es el celo amoroso.

Prima dijo...

Marta, como lo has clavao. Permíteme que lo difunda. Hasta ahora yo lo comparaba con un agujero negro: entras a pedirte una copica inocente y de repente han pasao 6 horas... no, sushi?

Por cierto... objetivo amoroso?

sushi de anguila dijo...

En la línea de lo que apuntáis, Marta y Prima, creo que el 'marchaperitivo' genera una sensación a medio camino entre el éxtasis y el agobio de estar aprisionado por unas arenas movedizas que te engullen lentamente sin dejar que te liberes.
¿Objetivo amoroso?...que esto lo lee muuuuucha más gente de lo que creemos, amiga mía...si dices que tal o cual chica, estás quemando tus posibilidades y no saldrá; y si confiesas que no tienes ninguno en concreto, las 'girls' nunca te tomarán en serio y perderán en ti todo el interés...así que, quien dude, que me pregunte in person...