martes, 16 de mayo de 2017

Kabul-Peshawar, el primer puente aéreo de la Historia...






En 2015, el tremendo Terremoto de Nepal volvió a poner en la palestra la importancia del transporte aéreo en Asia Central, conviene recordar que el primer puente aéreo de la historia tuvo lugar por aquellos lares y en unas condiciones durísimas.

A finales de 1928, el rey Amanullah de Afganistán , tras quedar muy impresionado por una reciente visita a Europa, impulsó ciertas medidas para democratizar el reino y adoptar ciertas costumbres occidentales, como la creación de un Parlamento, lo que provocó una furibunda reacción de los clérigos más tradicionalistas que desembocó en una rebelión y la posterior guerra civil.

La embajada británica en Kabul, ubicada en medio del campo, a 4 km de la capital, se encontraba en una situación delicada y pronto fue sitiada por las fuerzas rebeldes. El embajador, Sir Francis Humphrys, pidió ayuda a la Royal Air Force en Asia para intentar evacuar por aire a los centenares de civiles alojados en la legación, y fueron enviados a la zona 8 transportes Vickers Victoria desde el 70 Escuadrón de Transporte ubicado en Iraq.

En cada Victoria había 24 asientos plegables para transportar soldados, y los colosales (para la época) aviones comenzaron la evacuación de más de 300 mujeres y niños el 23 de diciembre y para el día de Año Nuevo de 1929 ya estaban todos a salvo en la cercana Peshawar o en Risalpur (India), a pesar de volar en condiciones climáticas invernales muy adversas (a -19º C) y sobre cordilleras de más de 3.000 m de altitud con la cabina abierta soportando temperaturas glaciales, que los ateridos pasajeros combatían a base de abrigos y mantas.

La situación empeoró mucho en enero y el día 14 se decretó la evacuación total, culminando el 25 de febrero de 1929, con el traslado del resto del personal diplomático, ciudadanos de otras nacionalidades (franceses, alemanes, italianos, turcos y persas en su mayoría) que habían pedido asilo entre los británicos y los miembros de la familia real afgana.

En total, 586 personas (en su mayoría, británicos, además de 57 alemanes, 49 turcos, 36 afganos, 23 franceses, 25 persas, 19 italianos, 5 sirios, 1 rumano, 1 suizo y 1 estadounidense) fueron puestas a salvo a los poco más de 170 km/h que alcanzaban los voluminosos cargueros atestados hasta los topes. 316 de ellos eran mujeres y niños. Hasta se tuvieron que emplear elefantes y camellos para despejar de nieve las pistas de aterrizaje y despegue...

Finalmente, fueron necesarios 84 vuelos, mientras que el equipaje fue transportado en aviones más pequeños, como el Handley Page Hinaldi (foto 3), con unas limitaciones que recuerdan mucho a las de las actuales compañías low-cost: apenas 20 libras (9 kg) de peso por adulto y 15 (6,8 kg) por niño, sin contar la ropa de abrigo.

El 70 Escuadrón de la RAF volvió en 2009, 80 años después de su proeza, a tierras afganas, esta vez equipado con sus cuatrimotores C-130 Hércules, reemplazados desde 2014 por los más capaces Airbus 400 Atlas (foto 4) ensamblados en la factoría sevillana del consorcio europeo.


El primer puente aéreo de la historia no sólo salvó centenares de vidas inocentes, sino que fue la primera gran constatación de las inmensas posibilidades que ofrecía la aviación, tanto para los militares como para los civiles....y todo ello aconteció en el mismo año en que Woody Allen ambientó su deliciosa comedia romántica 'Magia a la luz de la luna'...

1 comentario:

Conde de Salisbury dijo...

Toda una hazaña de audacia y logística. Supongo que, a pesar del clima de inseguridad, las autoridades mantuvieron un orden público bastante eficaz sobre las instalaciones aeronáuticas, porque el proceso de evacuación fue inavitablemente lento ¿se incorporaron nuevos aparatos a los ocho iniciales? Supongo que no habría demasiados en la India en aquel momento.