lunes, 17 de noviembre de 2008

Vamos a comer cangrejos, tralará...



























































































































































































































































































































































































































































Es una pena que una de las mayores delicias gastronómicas del mundo sea tan poco conocida (y, por tanto, consumida) en España, como ocurre con esa maravilla que son los cangrejos de caparazón blando, los internacionalmente famosísimos y cotizados soft shell crabs. Estos crustáceos suelen pescarse (o recogerse de las piscinas donde los engordan) cuando están cambiando el caparazón. Durante los cuatro días que tarda en endurecerse la coraza natural de estos deliciosos artrópodos, el cargrejo está recubierto de un tejido protector mucho más fino y flexible que el de gambas, quisquillas o langostinos, propiciando que sea posible ingerirlos sin necesidad de pelarlos. Lo único que hay que hacer como paso previo es desprenderle con un cuchillo las branquias o pulmones, esos esponjosos e incomestibles filtros que llevan los cangrejos a cada lado (fotos 10 y 12). Entonces, una vez limpios, ya pueden pasarse por harina y prepararse en centenares de recetas, a cual más sabrosa. Para los más escrupulosos, que sepan que el sabor y la textura recuerdan mucho (en mi caso, creo que incluso la mejoran) a los de los caballitos tan típicos de Murcia (las gambas en gabardina para el resto de España) .
Acompañados de salsas estilo barbacoa u otras de aire más asiático preparadas con salsa de soja, mirin (vino dulce de arroz) y salsa de ostras, están superdeliciosos. El consumo de estos simpáticos animales es muy habitual al Sur de los Estados unidos, en cuyas aguas es muy abundante, sobre todo la especie más cotizada, la del cangrejo azul. Los estadounidenses suelen consumirlos sobre todo empanados o rebozados, un poco grasientos y abotargantes, pero riquísimos... y no digo nada cuando los meten en pan, como si fueran un escalope, y se los comen a bocados en forma de tentadores sandwichs o hamburguesas acompañados de muchas patatas fritas....para morirse!!!!
La alta demanda de cangrejos de caparazón blando ha llevado a que se capturen muchos en los manglares del África Oriental, fundamentalmente de Kenya, y en los de la India y Sureste Asiático. La ventaja que tienen los manglares es que, dada su ubicación geográfica tropical, pueden suministrar este tipo de cangrejos todo el año, cosa que no ocurre con los procedentes
de las costas norteamericanas.
En tiempos recientes, son los japoneses los que están importando muchos de estos cangrejos, en su mayoría congelados, para realizar con ellos platos de gran éxito basados en el tempurizado del crustáceo, que bien se come individualmente como si fuera un marisco con un punto crocante, o bien como relleno de los maki (rollos de arroz avinagrado envueltos en alga nori) y temaki (un cono de arroz rodeado de alga como el de la foto que cierra el post) como sustituo del habitual langostino en tempura. Toda una exquisitez. Si tenéis la posiblidad de probar este cangrejuelo, en cualquiera de sus preparaciones, ni lo dudéis....
PD: me comentaba el otro día un ilustre horapensador que tanta foto en mi blog casi llega a exasperarle cada vez que accede al mismo, porque no para de pasar imágenes a la búsqueda de un texto que nunca parece llegar. En este caso, creo que las fotos son de lo más explicativo y necesario, al ser un producto no muy conocido por estas tierras, y sobre todo, ¡dan un hambre a partir de ciertas horas! Ya sabéis que pinchando sobre ellas aumentan su tamaño...
Este post se lo dedico a la Prima Lu, habitual seguidora de este blog, porque pronto será su cumple, porque me ha traído un montón de exquisito chocolate desde Londres, y porque sé que todos estos platos le encantarían si pudiera probarlos, demostrado su creciente interés en consumir gastronomía nipona y pescaíto frito al alimón...jajaaja

13 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Bueno, si me dices que sabe un poco como los caballitos lo probare, pero me dan un asco los putos bichos estos...

Yo pasando de la gamba y el chopito todo lo veo una mezcla de alien, cucaracha y araña gorda de los mares... y los pescaos ni te cuento... ¿no los tienen sin las raspas de los huevos?

Menos mal que esta el Capitan Peascanova y los McMarins...

:-)

Wunderk dijo...

Pero qué pinta más deliciosa tienen esos cangrejitos, madre mía...

Sushi, no vaya a usted a dejar de poner muchas fotografías en su blog, que es la marca de la casa y una de las muchísimas razones por la que tanto me gusta esta bitácora.

A defender la idiosincrasia, sí señor.

sushi de anguila dijo...

Con todos los respetos a la subjetividad culinaria de cada cual (yo me lo como todo, todo...y más si es un fruto del mar, que no respeto ni a las algas, jajaja), te aseguro, Antoine, que tu reacción motivada por el asco dista muy poco de la repugnancia que sienten los talibanes por el jamón ibérico, los judíos por bogavantes y langostinos o los madrileños la primera vez que prueban la hueva de mújol (a éstos últimos se les cura con el buen hábito aperitivero murciano).

Te aseguro que son una verdadera delicia...y en tempura, tan crujientitos, mucho mejor que empanados.... Pero qué te voy a decir yo, que me encanta comer todo tipo de cangrejos en cualquiera de sus miles de preparaciones: cocido, en salpicón, txangurro, ensalada, arroz, crema, sopa, empanada, taco y tortilla de maíz, empanadilla, tortilla francesa, con pasta brick gratinada, en crepe, envuelto en pasta filo frita, en fideuá, guisado, tempurizado, en croquetas, rollitos primavera, wan tun, dim sum, tamales, buñuelos, albóndigas, sandwich, bocata, salteado con tallarines, en forma de flan, puding, al vapor, en canapé, en lasaña, en ravioli o tortellini, como relleno de tomates y pimientos o de champiñones gratinados, como paté, salteados en mantequilla, en tartaleta, a la brava, en salsa americana, rellenos, en tortitas fritas, en canelones, en berenjenas y calabacines rellenos, estofado en leche de coco, en quiche, batido con queso fresco para untar....

Y eso sólo los cangrejos de mar, que los de río son otro delicioso cantar...

Gracias, Wunderk, por el apoyo. En 'Hora de pensar' moriremos con las botas puestas, haciendo virtud de nuestra caótica, polícroma, abigarrada y cornucópica forma de entender la existencia....

Fuertes abrazos pa los dos...

Antonio Rentero dijo...

Con las recetas de cangrejo pareces Forrest Gump y Bubba todo en uno jajajaja.

De todas formas para algunas cosas de comer es que soy yo muy especialito... qué se la va a hacer... tb soy yo y mis contradicciones, pq igual que detesto el caviar me pirra la comida japonesa (casi toda) e igual que se me cae la baba con un Strogonoff o la carne de caballo mataría por una hamburguesa del madrileño Alfredo´s BBQ...

Ramón Monedero dijo...

nunca pensé que un cangrejo pudiera dar tanto juego. Y si, a mi también me dan un pelin de asquito los bichitos de las narices....

Athena dijo...

Las fotos en las que aparecen panza arriba son igualitos al alien que se le pega en la cara a John Hurt. Rebozados tienen buena pinta, será cuestión de probarlos.

Muy bueno lo de Gump y Bubba, don Antonio. A mí también me lo ha recordado mientras lo leía, ja, ja, ja.

LOLA GRACIA dijo...

ñam, ñam

Pale Blonde dijo...

Mira que de pequeña me los comía y me encantaban pero conforme he ido creciendo he desarrollado una aversión poco normal a estos bichos...Su tamaño es directamente proporcional al repelús que siento si los tengo delante...

A la hora de comer,cuanto más disimulado esté en apariencia,que no en sabor,mejor que mejor...

sushi de anguila dijo...

Pale...aplicando la 'bubbesca' lista de preparaciones que os sugiero, puedes saborearlos en todo tipo de recetas sin necesidad de verlos en su forma natural....

http://www.youtube.com/watch?v=iLkNPjbaPTk

Athena...les falta la colica para ser larvas de alien... pero te aseguro que están bastante más ricos, jajaja...

Perdonad, pero es que me gustan tantísimo las diferentes especies de cangrejos, tan distintas entre sí en sabor y textura la una de la otra, que a veces pienso que al resto de la Humanidad pudiera sucederle lo mismo. No era mi intención causaros más repelús (despues de lo de las espardeñas...jajaja)....

Rentero-man, me flipa el caviar, el de verdad, el iraní de la variedad beluga...si pudiera, lo comería todos los días... nada que ver con sus sucedáneos...habrá a quien le dé, más que repelús, horror, comer carne de caballo... a mi me encantan las ancas de rana y no pasa nada....

Corre Forrest, corre!!! Y PROMÉTEME QUE CUIDARÁS DE MI FAMILIA Y DE MI BARCO....

Athena dijo...

Me pasa como Pale, pero con los caracoles. Recuerdo haberlos comido de pequeña, pero ahora... habiendo otras cosas, pues la verdad.
La carne más rara que he probado es el cocodrilo, y no está nada mal.

Martha Cold dijo...

Reconozco que nunca se me habría ocurrido meter un cangrejo en un sandwich...

Hace poco en Castro Urdiales nos metimos una mariscada de no te menees, y aparte de cangrejos había un centollo enorme que nos lo prepararon al modo de la tierra, con una vinagreta que hacía perder el sentido!!

Me has dado hambre con el post... a mi sí que me gustan y mucho estos aliens sin cola y sin ácido en la sangre!!

Aunque donde esté una marinera... ¿para cuando un post alabando este aperitivo tan murcianico y que tanto echo de menos?? se puede hasta abrir un debate: ¿anchoa o boquerón?

Besotes guapo!!

Pausini.

sushi de anguila dijo...

Martika!!!!! Qué emoción tenerte por aquí, guapetona!!!!
Y encima también te chiflan los cangrejos, como a mí....jajaja

Bonito sitio, Castro Urdiales, y más para jalarse un centollaco....

En cuanto a la marinera, yo soy descaradamente de Anchoa...los boquerones en vinegar me van más por separado...

Peor, para discutir este y otros temas similares, nada como ese pedazo blog de mi compadre Achopijo, que hasta lo publican en la prensa local, Mrs Cold... pincha en estos enlaces y accederás a un mundo de sensaciones sorprendentes que te ayudarán a soportar mejor tu nostalgia murcianística....

http://achopijo.blogia.com/2007/100901-ensaladilla.php

http://achopijo.blogia.com/2008/072502-caballicos.php

http://achopijo.blogia.com/2007/100401-pasteles-de-carne.php


Un besazo fuerte. Me encantan tu nick y el 'retrato'...jajajaja....

Vuelve pronto, que ésta es tu casa

Lourdes dijo...

gracias mariano! como me conoces.. me ha chiflado el post..