domingo, 9 de noviembre de 2008

'I Don't Know Much' o la importancia de conceder siempre una segunda oportunidad...







Creo que en todos los ámbitos de la vida siempre es importante conceder una segunda oportunidad. Un mal día, un momento desafortunado, un instante patético, un segundo lamentable, un dicho imprudente, una penosa metedura de pata, un lamentable error... lo puede tener cualquiera. Lo importante es poder demostrar que eso es excepción y no regla...que, si se nos concede un nuevo intento de hacer las cosas como es debido, podemos dar lo mejor de nosotros mismos, enmendar los errores cometidos y trocar el verbo defraudar por cumplir y quién sabe si triunfar....
Viene este post tan típico de una tarde otoñal de las de antes, de mesa camilla y brasero (otro cachivache arrumbado por el progreso en la sección de objetos inútiles) que se decía en tiempos no tan pretéritos, porque esto es exactamente lo que pasó con una de las mejores canciones de la historia... que necesitó de una segunda oportunidad...incluso de un cambio de nombre, para cosechar el éxito que tanto se merecía, y que, en una primera instancia no pudo conseguir, pese a tenerlo todo a su favor.
Cuando en 1981 mi adorada Bette Midler http://www.youtube.com/watch?v=JYWAYLZWZBg&feature=related interpretó su personal versión de lo que entonces se llamaba 'All I Need To Know' http://www.youtube.com/watch?v=HeH76k-owUE , el temazo pasó muy desapercibido en las listas de éxitos... (Me encanta lo refrescante y picarona que sale a cantar esta mujer de preciosas piernas de corista, con su liga roja, su perenne sonrisa cargada de desparpajo...) .... Algo similar ocurrió con la versión que dos años después sacó Bill Medley, el moreno de los Rigtheous Brothers que, lamentablemente, todo el mundo conoce sólo por la tan requeteaborrecida banda sonora de 'Dirty Dancing'.
Pero el hit escrito en 1980 al alimón por Barry Mann, Cynthia Weil y Tom Snow estaba aguardando su momento de gloria, y éste llegó cuando la copla estaba a punto de cumplir diez años, gracias a una de las grandes divas del country-pop y la poderosa voz de una de las estrellas del soul. En 1989, ese fenómeno sobre cualquier escenario que es Linda Ronstadt http://www.youtube.com/watch?v=1tBeqxKKseA publicó un discazo titulado 'Cry Like a Rainstrom, Howl Like the Wind', que arrasó ese año en las listas. Parte esencial del éxito recayó en haber contado con Aaron 'El Verruga' Neville para interpretar tres temas a dúo, aunque probablemente los más freakies pensarán que un disco que se grabe en el Skywalker Ranch de George Lucas, y con la Skywalker Symphony Orchestra como invitada de lujo, está siempre predestinado al éxito....
Sea por una cosa u otra, lo primero que tuvo claro Steve Tyrrell, uno de los productores del disco, es que la canción de la Midler era más que aprovechable si se le daba un lavado de cara y se adaptaba a las virtudes de sus dos megastars. Así que una vez amoldada al estilo de Linda y Aaron, a la canción se le cambió el nombre por una de las frases del estribillo anteriores a la del antiguo título. Había nacido un bombazo musical llamado 'I Don't Know Much' http://www.youtube.com/watch?v=i43fSjbEmA8 , que no sólo arrasó a partir de noviembre de 1989 en las listas estadounidenses y de medio mundo sino que se alzó con el grammy a mejor actuación de un dúo o grupo musical en la edición celebrada en 1990 http://www.youtube.com/watch?v=1bL-4p7e0TE .
Premio (la nena lleva 11 ganados de 27 nominaciones, nada menos, todo un record como artista femenina) de mucho mérito por el nivelón de los nominados ese año (¿volveremos a disfrutar de años tan maravillosos como esos algún día desde le punto de vista de la creación musical?), como se ve en el enlace, pero ninguna sorpresa para mí, pues desde que me compré el disco, unos meses antes, sabía que estaba ante, sin ninguna duda, el mejor legado musical que la Ronstadt habría de producir a lo largo de su longeva y exitosa carrera, como así ha sido. De todas las versiones que he visto de la canción interpretada en directo por los dos protagonistas tal vez sea esta la que más me gusta... http://www.youtube.com/watch?v=soO0CMnU9Bo
El disco incluía también otras dos joyitas que no pasaron desapercibidas: el 'All My Life' http://www.youtube.com/watch?v=SpyL0wArLao , sin duda, la mejor canción escrita nunca por Karla Bonnoff (ex corista de la Ronstadt y autora de algunos de sus éxitos) y una estupendísima versión del 'I Need You' de Paul Carrack.
Retomando lo dicho al iniciar el post, considero que, salvo desastre o la existencia de mala intención demostrada, todos tenemos derecho a una segunda oportunidad, siempre que funcione el propósito de la enmienda, y las personas a quienes se le conceda esa medida de gracia den la talla y estén a la altura de las circunstancias...pero no defiendo cheques en blanco, ni a quienes se aprovechan de la bonhomía de sus semejantes para amargarles la existencia. Espero que aquellas personas a las que conozco y que están a punto de enfrentarse a decisiones drásticas en su vida, encuentren en la historia de esta canción (e incluso en la canción misma) no respuestas, pero sí inspiración para que, decidan lo que decidan, todo les vaya mejor y sean tan felices como se merecen y la suerte les permita....
Y para los que quieran librarse un poco de tanto empalague romanticón, os dejo, la que para mí siempre ha sido LA CANCIÓN cuando se trata de la Ronstadt...este maravilloso 'Silver Threads and Golden Needles' http://www.youtube.com/watch?v=0FiKHaSRMeg , que cuando la escucho por el extranjero (en España, ni de coña, claro) me da siempre un subidón.....

3 comentarios:

Ventimiglia dijo...

Este mensaje sobre las segundas oportunidades y mi amigo el pensador ha sido censurado por mí mismo antes de escribirlo. No puede quedar constancia escrita de ello... jejeje. Mañana te lo cuento.

sushi de anguila dijo...

oka, oka...espero acontecimientos...

Sintagma in Blue dijo...

Existen canciones que nos devuelven a la vida...