domingo, 4 de enero de 2009

La gran noche de Carlos Vives en Ottawa









































































Todo sucedió una noche de julio de 1999 imposible de olvidar. Me encontraba en Ottawa, la preciosa capital de Canadá, investigando en sus bien nutridos Archivos y Biblioteca Nacionales la parte más esencial de mi tesis doctoral: 'Los indios de la Nueva Francia en la Guerra de los Siete Años (1754-1760)' http://www.ucm.es/info/america2/publica.htm (Los dibujos aquí publicados son parte de sus ilustraciones, y se deben, en buena parte a la información recopilada aquellos días).
Entonces, mi rutina investigadora era bien sencilla. De lunes a viernes, acudía allí de 9 de la mañana, hora al a que abrían los Archivos, a 9 de la noche, hora en que se cerraba el edificio. En esos momentos, sólo quedábamos en un inmenso y moderno inmueble de varias plantas dos guardias de seguridad, dos o tres limpiadoras y un servidor (el resto del personal se iba a las cinco de la tarde). Sábados y domingos eran días destinados al gran público, que acudía en masa a consultar sus orígenes familiares. Jornadas que yo aprovechaba para conocer las muchas glorias culturales (nada como la final canadiense del concurso de modelos 'Look of the Year' de la agencia Élite) y museísticas de Ottawa (los Museos de Arte Contemporáneo y el de las Civilizaciones están entre los mejores del mundo)...o asistir al estreno, con semanas de antelación con respecto a España, de 'La amenaza fantasma'....
En los turbulentos tiempos que corren, sería impensable, por motivos de seguridad, tan poca gente en un edificio tan representativo y emblemático en días laborales a partir de hora tan temprana (aunque las 9 de la noche canadienses equivalen a nuestra medianoche, si no más tarde) .... menos mal que no era yo de mucho pensar en películas del tipo 'Scream', 'VIERNES 13', o 'Sé lo que hicistéis...' ...porque cuando allí se oían un crujido o pisadas sobre los pasillos enmoquetados o de suelos de hule, ...uno era consciente de que era el único ser viviente (o al mnos, pensante) no sólo en esa planta, sino en prácticamente todo el edificio, y rezaba porque el origen de esos inquietantes sonidos fuera una de las limpiadoras o el guardia de turno... hoy tal vez pensaría en ver aparecer un zombie de los de George A. Romero, un terrorista fugado del Nakatomi Center o un enchaquetado Patrick Bateman sierra mecánica en mano...
Lo cierto es que, cuando abandonaba cada noche los archivos, la gran mayoría de restaurantes que jalonaban mi camino hasta la residencia universitaria estaban ya cerrados, teniendo que recurrir a establecimientos del más distinto pelaje, entre los que no faltaban los supermercados, donde compraban víveres que transformaba al llegar a mi habitación en deliciosos sandwiches de distintas variedades (keta, chum, chinook...) de salmón canadiense hervido en su jugo mientras oía las últimas novedades de música country (allí descubrí a la genial Lila McCann http://www.youtube.com/watch?v=LW-uRo7-kHU) ,
precoz soprano de los escenarios http://es.youtube.com/watch?v=IVnI4P9QpLo y sensacional baladista http://es.youtube.com/watch?v=ZVB5iuRbCjA que llegó a salir con apenas 19 añicos haciendo de sí misma en un episodio de la peculiar e inimitable serie 'Walker Texas Ranger'!!! http://es.youtube.com/watch?v=Q4Xcw8ZlRBY) o los últimos exitazos de mi querida Amanda Marshall como el 'Love Lift Me' http://es.youtube.com/watch?v=WuTFTx_jI_Q , 'Dark Horse' http://es.youtube.com/watch?v=5kFwS-LG5SY o el 'I believe in You' http://es.youtube.com/watch?v=3BfsQqvEeTw que tanto emplean de música de fondo en 'Corazón de'...Igartiburu...

Fue una de esas noches frías de julio tan típicas de la coqueta capital canadiense , al salir de investigar, cuando me encontré en una de las plazas principales de la ciudad que siempre tenía que cruzar para volver a mis aposentos con una manifestación pacifista convocada por la (numerosa) comunidad iberoamericana (allí sus integrantes se autodenominan 'latinos' y tienen varias radios y periódicos muy populares) que habita en tan cosmopolita urbe, auténtico crisol de razas y culturas... El objeto de la concentración era reclamar una solución pacífica al conflicto que aún hoy desangra a Colombia...desde entonces han pasado casi 10 años y los progresos se pueden contar con los dedos de la mano, aunque las narco-terroristas FARC parecen más débiles que nunca y muchos paramilitares de derecha han abandonado las armas. El caso es que allí estábamos reunidos un buen puñado de gente (no pocos, canadienses de pura cepa) en torno a tan loable causa, sujetando las velitas que amablemente nos repartían los voluntarios de la organización como símbolo de paz...que eso parecía el anuncio navideño de Coca-Cola de los años setenta... http://www.youtube.com/watch?v=_zCsFvVg0UY Pese al buen rollo imperante, el tiempo desapacible (no mola nada ir en pleno mes de julio con Barbour y jersey puestos) y las inevitables diferencias idiomáticas (casi todos los discursos eran en español o spanglish, y un montón de gente no se enteraba de nada) amenazaban con deslucir la pacífica concentración e incluso poner fin a la misma prematuramente....

En eso que ....¡ay, la música, siempre al rescate!...a un joven colombiano con pelo largo, bigote y perilla (más bien parecía un compañero de Tercio del capitán Alatriste) se le ocurrió coger una guitarra... otro que tenía al lado sacó de no sé dónde un par de maracas, aquel una flauta, el de más allá un instrumento de percusión...y ya teníamos el lío montado... Entonces, sucedió algo mágico, inolvidable para alguien tan propenso como yo a la lagrimona fácil y las situaciones cargadas de emotividad....

Hasta esa noche mágica, y debido a mi prolongada estancia estudiantil en Madrid, la música de Carlos Vives me parecía un megacoñazo.... Matraca insistente, sintonía pertinaz de las noches de marcha, himno imprescindible del jolgorio capitalino, 'LA GOTA FRÍA' http://www.youtube.com/watch?v=0bSZep8CZus y su inseparable "...Moralito, Moralito...", y ese indio chumeca "...qué cultura va a tener, si nació en los cardonales...",..harto me tenían cada vez que pisaba un tugurio, un palacete, un tablao, una marisquería, una discoteque, una boite, un antro, un bar de copas, un confesionario, un retrete público, un burguerquín o una pista de baile.... el soniquete del orondo colombiano, vallenato creo que lo llaman (a la música, no a él aunque lo parezca escrito con b), retumbaba inmisericorde en mis siempre exhaustas orejas ante tanto empacho auditivo propiciado por el rizoso 'ciclón de Santa Marta'....

Hasta esa noche mágica en el frío verano canadiense...

Entonces, como llevado por la euforia de los presentes, se produjo en mi interior una auténtica catarsis, una revolución, un cataclismo digno de películas de los años 70, una revelación cuasi-sanpablesca por el camino de Damasco, en definitiva, una fisión de mis más inquebrantables principios comparable a lo que supuso la escisión de Pangea en los continentes que hoy conocemos...

Y allí estaba yo....irreconocible, bailando y cantando la hasta entonces para mí insufrible copla del popular colombiano... como uno más, a voz en grito y candela en mano, pidiendo estentóreamente por la paz de ese querido país hermano de Iberoamérica, por el fin de la impunidad de los criminales, por una conclusión honesta y decente a tanto dolor injusto.... y con Moralito y su fruta madre por delante y por detrás, entre saltos, sin importar si abrazabas a un rubicundo descendiente de escoceses o al más moreno de los hindúes que tenías a tiro... Desde esa memorable velada, cada vez que escucho el resoplío éste de Carlos Vives, lo hago mío y lo canto con un fervor digno de la presidenta de su club de fans....Seguramente mis limitadas meninges asocian indefectiblemente el canturreo del fondón trovador a la consecución de la definitiva paz en Colombia, tanto que ya hasta me gusta. No me sorprende que, cuando recientemente liberaron a Ingrid Betancourt de las garras de sus narco-secuestradores, la alegre tonadilla me viniera a la mente casi ipso facto... ¡Qué bonita Ottawa de noche y de día, y qué grande ese Carlos Vives!

P.D.: Para escuchar un resumen de la tesis, se puede acudir a esta dirección http://www.cibernetia.com/tesis_es/HISTORIA/HISTORIA_POR_EPOCAS/HISTORIA_MODERNA/1

15 comentarios:

Athena dijo...

Preciosa historia, sí señor. En cuanto a Carlos Vives, yo no lo conocía de nada, pero en pleno boom de "La gota fría" estuve trabajando en el revelado fotográfico del "Continente", sito al lado de donde se vendían los discos. Todo el verano escuchando a Vives, día sí y día también, así que, curiosamente, me terminó gustando. Era éso o que me gustara Laura Pausini (el primer disco) o "Ibiza Mix". Creo que no me equivoqué en la elección.
De vez en cuando yo ponía la B.S.O. de "Four weddings and a funeral", que todavía no se había estrenado en España, y descansaba de vallenato, que el exceso tampoco es bueno.

Wunderk dijo...

Ottawa, qué interesante... ciertamente debe ser de esos países en los que da gusto investigar con bibliotecas buenísimas y en cuanto a museos, qué decir, si siempre fueron muy buenos museólogos.

Pensaba que su especialidad era la historia antigua, estaba confundida. O también hubiera pensado que su tesis tendría que ver más con la historia nipona, qué curioso.

Por cierto, en el enlace a su tesis, esa risita del anuncio y lo del test de la muerte, da un mal rollo...

Wunderk dijo...

¡¡¡Feliz día!!!

Athena dijo...

Los Reyes vinieron con un día de retraso, pero vaya regalazo le hicieron a sus papás :) Felicidades.

Vallenato dijo...

El VALLENATO es mucho más que un soniquete. Carlos Vives no es más que un divulgador comercial del auténtico género vallenato, un género musical al que le debe no poco Cien años de soledad, la famosa novela de García Márquez.

Conch dijo...

Mola!
Espero que hayas pasado un buen cumple, quería haberte llamado pero he tenido un día...

Un beso, Robin Hood, vamos como locos y yo... miss you loads!

Muax!

sushi de anguila dijo...

Gracias por las felicitaciones a las tres damas... yo también las echo mucho de menos....

En cuanto a la tesis...mi especialidad es la Antigua porque por alguna había que decantarse, por la afinidad con el periodo histórico, y por el fantástico elenco de profesores (algunos como Manolo Molina Martos, hoy en el CSIC, de talla mundial) de la que gozaba en Murcia en esa especialidad.... sin embargo, siempre me rechifló la Historia Moderna, y, como no podía ser menos, todo lo relacionados con los indígenas americanos de los siglos XVII y XVIII... mi centuria favorita esta última...

Wunderkamer, los archivos no es que sean la pera, que lo son...es que además contienen unas fuentes fantásticas sobre esas épocas... y qué decir del os museos...una auténtica maravilla... creo q te rechiflaría el de las Civilizaciones... para mí, una de las ocho nuevas maravillas del mundo junto al British y el Prado...

Wunderk dijo...

Seguro que me rechiflaría. Los museólogos canadienses además de buenos teóricos siempre han llevado a cabo una puesta en escena de excepción. Siempre me quedé con ganas de ir.

A mí también me encanta el siglo XVIII y, sobre todo, cómo surge eso que hoy conocemos como "museos".

Bss

Goliadkin dijo...

Tio! Pero qué pasa! Vaya ración de historias tiernas navideñas!!!

Es que ahora estás más tender que antes pillín. Eso sí, esperamos pronto otra ración de "tias buenas más alguna cosa remota que pongo como excusa para aparentar seriedad cuando únicamente quiero colgar fotos de payas tremendas en el blog". Nuestro género favorito!

Bueno, que he salido de mi estado de aperreo y he resucitado el blog, que me ha dado cosica que Conch dijera que estaba abandonado!!!

Nos leemos!

LOLA GRACIA dijo...

A mi siempre me ha gustado Carlos Vives. Estaba buenorro y cantaba bien...pero el ballenato. El Ballenato es para escuchar uno y no ochocientos...Como otros ritmos como la Bachata... Y que conste que me encanta bailar y el caribe y tal y tal...pero todo tiene un límite y la gota fría creo que nos hartó a tdos.

LOLA GRACIA dijo...

Perdón, Vallenato.

Anónimo dijo...

Hola sushi de mujol, he entrado en los dos enlaces de tu mítica tesis, de la cual recuerdo una cosa que me pareció muy interesante que era las equivalencias de diferentes medidas de la época.
Por cierto esperamos pronto conocer a tú "dikewamis".
Un abrazo Payne.

P.D. para los que queráis saber que significa "dikewamis" os remito al Glosario de la citada Tesis del gran sushi de dorada.

sushi de anguila dijo...

Payne...ni te imaginas lo que has emocionado al añejo, que no añoso, corazón de éste tu primo con tu comentario...

Sabes que la tesis, y mi estancia en Madrid, no habrían resultado igual sin tu imprescidible ayuda material, tu impagable apoyo logístico-personal y, sobre todo, espiritual.... que grandes días aquellos de yuju-yujus y sushi de viera a saco...de javieres reyeros y peretes repinados sin cuento....un abrazo, hermano...por cierto, hoy es el cumple de Don José María...martes y 13 para variar...bonita fecha...jajaja

Mi Dikewamis os va a encantar a Ana y a ti... es todo lo que dice su nombre en lengua Seneca y mucho, mucho más... os lo aseguro...

Un fuerte abrazo desde los espesos y cautivadores bosques de la Nueva Francia....

Anónimo dijo...

thanks for this nice post 111213

Anónimo dijo...

thanks for this tips