jueves, 21 de octubre de 2010

¡Perdóname, Alfredo Garrido!, pero yo también pensaba que lo cantaba Raphael...!













































Reconozco que no soy nada original en este post, que escribo más como lacerante rejón con el que castigar mi supina ignorancia que como divulgador o descubridor de un asunto que, según he comprobado, hace años que recorre la Red de redes y alimenta el universo blogger. El caso es que yo era uno de esos (he podido combrobar que muchísimos) adultos hispanos criados a los pechos de la Transición para quienes Mazinger Z fue algo más que una emblemática serie de dibujos animados y que estaban ABSOLUTAMENTE CONVENCIDOS de que el mítiquísimo tema de entrada (y el de fin del episodio http://www.youtube.com/watch?v=s1pg4AfPwRY) era interpretado por el ¿inimitable? Raphael... más de uno hubiera apostado su fortuna entrea, y hasta un brazo, por que los gorgoritos que ensalzaban las excelencias de Koji Kabuto y su robotaco de superaleación Z de JAPANIUM procedían de las privilegiadas cuerdas vocales del ruiseñor de Linares, Miguel Rafael Martos....


Pero no, para mi sorpresa, el singular estrellón de nuestra canción ligera tenía entonces un perfecto clon en lo que a cantar se refiere (a las pruebas me remito http://www.youtube.com/watch?v=VVhMDA7eDE0), cuyas habilidades iban mucho más allá: el gran Alfredo Garrido García (en la segunda foto). Un genio iberoamericano de antepasados gallegos que no sólo cantaba como un estrella del Follies Bergere, sino que es además responsable de la adaptación o invención de las letras en español de las canciones de series tan emblemáticas como Viki el Vikingo, La Abeja Maya, Pipi Calzaslargas o Marco ("NO TE VAYAS, MAMÁ..." en este último caso con música de José Torregrosa Alcaraz http://www.youtube.com/watch?v=7O8oaEA-_nM)... cinco cancioncicas nada menos, cantadas por el niño prodigio José María López Pascual, que ahora tiene un blog estupendo http://josemariapascual.blogspot.com/ gracias al cual te enteras que era hermano de la niña cantante Carmen Pascual, la estupenda protagonista de 'Annie' y, tal vez lo más sorprendente, ambos eran hijos del conocido cantante de la popular Topolino Radio Orquesta ("Arriba con el tirolí, rolí, rolí...") http://musicainfantil-porsiempreninos.blogspot.com/2009/03/jose-maria-y-carmen-pascual-1973-1982.html , cuya vida como vocalista de una orquesta española en el fastuoso Beirut anterior a la Guerra de los Seis Días, inspiró, asimismo, la entretenida película 'Orquesta Club Virgina'...

En fin, que los nostálgicos del gigantesco robot justiciero contamos con numerosos blogs y páginas en Wikipedia cargadas de información con las que aliviar el picor de la nostalgia, y con las que te entereas, entre otras cosas curiosas, que todavía sobrevive entre pinos y con las extremidades inferiores cubiertas de grafittis un semiabandonado Mazinger Z construido a finales de los 70 en fibra de vidrio, como reclamo para una urbanización que tenía otros personajes muy queridos entonces por el público infantil como la Abeja Maya... O que la falla del Ayuntamiento de Valencia en 1979 estuvo presidida por un todavía más gigantesco Mazinger Z.

Benditos años aquellos en que ESPAÑA era un país pionero en cuanto a producciones televisivas se refiere, pues en 1978 fue el primer país al que se exportó la serie de Mazinger... Coincidencia histórica con un hecho familiar no menos relevante, como fue la Primera Comunión de mi hermano D. José María el mismo día (sábado, claro) en que al bueno de Mazinger Z le acoplaban (POR FIN!!!!) unas alas a reacción para poder enfrentarse en igualdad de condiciones a los aterradores monstruos mecánicos que mandaban contra él los desalmados Barón Ashler y Doctor Infierno, en su propósito de destruir la Humanidad y dominar el mundo. Menudo dramón fue la celebración en el Restaurante Hispano, con un buen puñado de niños llorones, en el que no podía faltar un servidor, que despreciaban los incontables manjares a su alcance abatidos por no poder ver a las 15:30, después del Telediario como era costumbre, semejante proeza en favor del colosal robot nipón...

Lágrimas que hoy recuerda uno de manera tan entrañable como resulta escuchar las canciones de Marco en la voz del gran José María Pascual, los números musicales de 'Annie' en la de su hermana Carmen o, pata negra, las sintonías de Mazinger Z en cuatro idiomas diferentes (japo, inglés, español y un descacharrante árabe más propio de un almuédano llamando a la oración que de una serie de animación http://www.youtube.com/watch?v=5FFC7h6p9fk).

Aunque digan lo que digan, y que me perdone el bueno de don Alfredo... YO SIGO PENSANDO QUE EL QUE CANTA ESO DE MASSSSINGUEEEERRRRRR ES RAPHAEL!!!

5 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Por no hablar de la decisiva influencia que tuvo en toda una generación aquel capítulo en que para luchar contra el robot volador Baras K-9 antes de crear la "mochila voladora" solo se les ocurre ponerle a Afrodita A dos misilazos talla XXL en el pecho para que los dispare, Mazinger los agarre al vuelo y salga volando bien sujeto a esos proyectiles mamarios... y claro, ahora se nos van los ojos a los escotes generosos pero es pq queremos revivir los sueños de nuestra infancia.

Wunderkammer dijo...

Mi hermano y yo teníamos un disco con esta canción además de con canciones de Heidi, Marco... Por eso sabíamos que la canción de Mazinger no la cantaba Raphael... (jeje, qué bueno, lo que me he reído con eso). Teníamos un vecino que le encantaba la serie y también cantar. Imitaba a Alfredo Garrido fenomenal, al igual que a Nino Bravo. Realmente tienes razón cuando su voz te recordaba a la de Raphael, porque es verdad que cantaba muy parecido.
¡¡En realidad creo que ese fue el primer disco de mi vida!! Qué recuerdos...

Ventimiglia dijo...

Impagable post, pensador. Impagable.

Eso sí, debo discrepar en algunos puntos. Yo nunca pensé que el señor Martos cantase la canción de Mazinger, y no porque no lo tuviera más que oído en 33 y 45 rpm, sino quizá por eso mismo.

Y en lo que más lamento discrepar es en el "POR FIN" que añades a las alas de Mazinger. Yo, quizá por conservador, nunca aprobé ese postizo dorsal que convertía a Mazinger en un ser volador. No lo consideré necesario, para mí era todopoderoso e invencible con los pies en el suelo, incluso contra los inventos voladores del Doctor Infierno. Además, si Supermán volaba sin alas, Mazinger también debía poder hacerlo.

sushi de anguila dijo...

Venti, lo de las alas fue lo más de lo más, porque en los capítulos que se emitían esa primavera de 1978, el bueno de Mazinger Z llevaba una racha de encajar palizones por los bichos volantes del Dr. Hell que nos tenía todos con el corazón en un puño... de ahí, como señala Rentero, que el genial recurso de asir los pecho-misiles de Afrodita A, fue la repera...

Coincido con él en los efectos secundarios que tan ingeniosa medida desató a posteriori en toda una generación de púberes tardofranquistas...

Me alegra comprobar que Miguel Raphael Martos cuenta con tantos adeptos incluso desde la tierna infancia... a mí me molaba un pie fantasear con que él era quien cantaba este temazo tan increíble

Wunderkammer dijo...

Madre mía, acabo de encontrar la portada de mi primer disco, del que hablaba arriba:

http://losmolestones.blogspot.com/2009/11/alfredo-mazinger-z.html

Mi favorita era la de "Copito de Nieve", que veo ahora que interpretaba Cristina Camargo:

http://www.youtube.com/watch?v=OXF9SnwWBE8

También en ese blog está el doble de Parchís, que debió ser el tercero que tuvimos (el segundo fue el de Orzowei). Nos lo compró mi padre seguro que un sábado, que era cuando él podía, en El Corte Inglés. Estaba la sección de discos donde ahora está la Parafarmacia, ¿verdad? Qué recuerdos...